ARCHIVE of the immaterial heritage of NAVARRE

Arantza

lesakaescudo.jpg
  • Official name:
    Arantza
  • Other denominations:
    Aranaz
  • Type of locality:
    Municipio simple
  • Census:
    631 (2016)
  • Extension:
    30.00 km2
  • Altitude:
    270 m
  • Pamplona (distance):
    75.00 Km
  • Official information of the locality:
    Datos del Ayuntamiento de Arantza: Herriko Plaza, 7. C. P.: 31790, Arantza. Tfno.: 948 634005 Fax: 948 634192 Email: arantza.udala@terra.es

Dependent locations:

Zona vascófona.

Limita al N con Lesaka, al E con Igantzi y los Montes de Bidasoa y Berroarán, al S con Ituren y Zubieta y al O con Goizueta.
Desde el punto de vista morfológico el municipio es una cubeta del macizo de Cinco Villas avenada hacia el Bidasoa por una red radial de arroyos que, al confluir, forman el río Latsa; el fondo de la cubeta tiene una altitud media de 200-300 m, y el cíngulo de montañas que la rodea está formado por Unanua (650 m) al N, Apaola (681 m.) y Mendieder (1.074 m) al E, Ekaitza (1.034 m) y Artikutza (1.042 m) al S y Araña {1.037), Beutzunza (912 m) e Izu (828 m) al O. Desde el punto de vista geológico se trata de una cubeta sinclinal de calizas rodeadas por esquistos del Carbonífero. Las calizas fueron profundamente alteradas en algunos períodos de clima cálido y húmedo durante la era terciaria y luego excavadas durante la cuaternaria.
 

Clima 

Por las lluvias abundantes que recibe y la regularidad intermensual con que llegan, por la humedad, la suavidad relativa de los inviernos y la total ausencia de aridez, el clima es de tipo templado-atlántico. Sus valores anuales medios son: 12º-14ºC de temperatura, 1.800-2.000 mm de precipitaciones, caídas en unos 180 días, y entre 550 y 600 mm de evapotranspiración potencial.  

Flora

Aún quedan restos importantes de los bosques de caducifolios que cubrirían, en estado natural, el territorio: robles (Quercus robur), predominantes en las partes bajas, hayas (Fagus sylvatica), en las altas, y castaños, en las intermedias y sobre suelos silíceos, hay también otras frondosas de hoja caduca como el fresno. Añadiendo a los bosques naturales los de repoblación con coníferas (pino insigne, alerce del Japón), la extensión forestal arbolada supera el 50% de la total del término. La deforestación, obra sobre todo de pastores, cultivadores y leñadores, ha sido intensa, como ponen de manifiesto los porcentajes correspondientes a pastos y matorrales y a cultivo. Aunque cada vez sea menos utilizado, el helecho aún es una planta fundamental del paisaje y del sistema agropecuario.  

Heráldica municipal

Cuartelado. Primero de pista y dos hierros de flecha azules y en campo de oro dos lobos negros andantes. Segundo de plata y una cruz de azur sobre nubes. Tercero de gules y las cadenas de Navarra de oro. Cuarto de plata, una encina de sínople y a los lados abarcas de oro atadas con lazos rojos. Por timbre una corona abierta.

Casa Consistorial

Situada en laplaza. Consta de cuatro plantas, conformándose en la baja un porche con cuatro arcos. Los muros exteriores están revocados y pintados. El Ayuntamiento está regido por alcalde y seis concejales. Comparte secretaría con Igantzi.

Historia

Aparece en el siglo XIII como villa de realengo, encuadrada en Basaburúa Menor. La pecha que entregaba a la Corona suponía diez sueldos, un carnero y un cahíz de trigo. Juan II condonó (1463) perpetuamente a los clérigos y laicos del lugar los doce sueldos anuales de pecha tasada y los tres sueldos y nueve dineros por carneros como premio de sus servicios. Más adelante (1494) fueron liberados de toda pecha.
Su iglesia parroquial, estuvo inscrita hasta 1567 en la diócesis de Bayona.
En 1760 una sentencia compromisal pronunciada en el Tribunal Real y Supremo estableció el amojonamiento para la división del monte Galardia y arreglamiento de penas y providencias de los demás montes de la comunidad entre Arantza y Lakuntza.
A comienzos del siglo XIX había una ferrería en su término, que había desaparecido mediado el siglo. El carbón que se elaboraba en sus montes, especialmente en el de Ecaiza, se empleaba en las fábricas de hierro que se encontraban en los pueblos inmediatos. En este momento había además tres molinos harineros uno de ellos para trigo y los otros dos para maíz, varios hornos de cal y una industria de tejidos de lienzos ordinarios.
Importaba trigo, ultramarinos y coloniales y exportaba alubias y maíz, este último en producción principal a los pueblos comarcanos. Se le calculaban 1.406 robadas de tierras en cultivo, cada una de las cuales rendía 8 robos de grano. Se elaboraba sidra; y llegaban a la villa tres caminos, dos en mediano estado (los Sunbilla y Oiartzun) y un tercero en muy malo (el de Igantzi y Lesaka). Tenía una escuela de primeras letras dotada con 2.560 reales.
Entrado el siglo XX se habían añadido a su industria algunas serrerías y centrales eléctricas. La Electra Aranaz se constituyó en 1913. También se habían creado fábricas de harinas, sidrerías, explotaciones mineras y nuevas ferrerías. La Electra Aranaz producía al menos 1.800 caballos, que marchaban a la papelera de Rentería y al ferrocarril de la frontera. Los hornos de cal, que continuaban funcionando, aportaban la cal que se empleaba en toda la cuenca del Bidasoa.

Palacio

El palacio de esta villa figuraba como de cabo de armería en la nómina oficial del Reino. Pertenecía en 1723, según un informe de la Cámara de Comptos sobre palacios y sus prerrogativas, a don Gre¬gorio de Vicuña. El escudo de armas de los de este linaje era el del palacio o solar del mismo nombre en San Millán, en la provincia de Álava. De azur, con cuatro castillos de oro puestos en rombo, y en la punta un busto de atlante, sosteniendo sobre su cabeza el castillo inferior.

Parroquia de La Asunción

Se conserva el primer tramo de la antigua fábrica gótico-renacentista de la parroquia de la Asunción, aprovechada en el actual edificio que mantuvo la planta de cruz latina y la cubrió con bóveda de medio cañón con lunetos. Son de destacar los tres retablos barrocos cuyos cuerpos superiores alojan tallas más antiguas, y los dos crucifijos también barrocos.

Por lo que respecta a arquitectura civil, la torre de Araníbar se corresponde con la tipología habitual de torreones rectangulares del gótico tardío, si bien su fisonomía se ve alterada por vanos posteriores.

En el término se localiza la ermita de San José. Existió otra dedicada al Salvador, hoy desaparecida.

Queda sobre las aguas del río Latra un puente medieval de sillares y arco de medio punto.