ARCHIVO del patrimonio inmaterial de NAVARRA

Etxaleku

echalecu-imoz.escudo.jpg
  • Denominación oficial:
    Etxaleku
  • Otras denominaciones:
    Echalecu
  • Tipo de localidad:
    Concejo
  • Censo:
    107 (2016)
  • Extensión:
    8.00 km2
  • Altitud:
    90 m
  • Pamplona (distancia):
    29.00 Km
  • Datos oficiales de la localidad:
    Datos del Ayuntamiento de Etxaleku: Casa Concejil. C. P.: 31869, Etxaleku. Tfno.: 948 503070 Más información, ver municipio de Imotz.
  • Localidad superior:
    Imotz


Zona vascófona.

Se encuentra situado hacia el N del término de Imotz, a ambas orillas de un pequeño barranco que desemboca en el río Larráun. Limita al N con Yaben, Garzarón y Erviti, al S con Oscoz y Eraso, el E con Beunza y al O con Udabe. Cooperativa agrícola-Caja Rural de Imoz fundada el 3.6.1908. Realizada la concentración parcelaria (1977): 184 Ha, 39 propietarios, 375 parcelas antes y 88 después. Comunes, 616 Ha (539 de monte maderable, 60 de pastos, 17 de secano).

Villa de señorío realengo. Su pecha, actualizada por el rey Sancho VI el Sabio (1193) con los demás lugares del valle, suponía en 1280 la cantidad de 38 sueldos más 10 cahíces, 3 robos y 2 cuartales de avena.
En 1705 pagaba Imotz de pecha al real patrimonio tres robos de avena y, un real y medio por los montes de los lugares despoblados de Aizároz y Ezquizaburúa, que había comprado en 1657 a don Juan Bernabé de Ripa. En 1847 tenía escuela; el maestro hacía a la vez de secretario del ayunta¬miento y cobraba por todo 1.180 reales al año. Tenía un molino harinero; sus habitantes se dedicaban también a la arriería, y el correo lo traía un valijero que lo cogía en el camino de Pamplona a Vitoria. 

El retablo de la parroquia de San Esteban se atribuye a Juan de Beruete, que vivió a comienzos del siglo XVII. 
En el pueblo se encuentra la ermita de San Pedro ad Vincula, en estado ruinoso. Era sede de la Hermandad de Sacerdotes homónima, que agrupaba a los de Gulina, Basaburúa Mayor e Imoz. En 1953 se extinguió y fundió con la de Larráun y Araiz.

En el caserío distribuido en distintos niveles abundan viviendas de grandes dimensiones cubiertas a dos aguas. A la fachada abren vanos adintelados y en ocasiones un gran balcón corrido.