ARCHIVO del patrimonio inmaterial de NAVARRA

Arboniés

arbonies-romanzado.escudo.jpg
  • Denominación oficial:
    Arboniés
  • Tipo de localidad:
    Concejo
  • Censo:
    50 (2016)
  • Extensión:
    0.00 km2
  • Altitud:
    493
  • Pamplona (distancia):
    35.00 Km
  • Datos oficiales de la localidad:
    Datos del Ayuntamiento de Arboniés: Casa Conceji. C. P.: 31454, Arboniés. Tfno.: 948 880060 Más información, ver municipio de Romanzado.  
  • Localidad superior:
    Romanzado


Zona no vascófona.

Está situado en una llanura de la zona O del valle del Romanzado. Limita al N con Murillo Berroya, al E con Domeño, al O con Rípodas y al S con el río Salazar y la sierra de Leire.
Radica aquí la Sociedad Cooperativa Agrícola de Romanzado San Esteban. Efectuada la concentración parcelaria (1972): 627 Ha, 52 propietarios, 1.327 parcelas antes y 164 después. Comunes, 285 Ha (181 de pastos, 33 de cultivo, 20 de monte maderable).

Está abundantemente documentado ya en los siglos XI y XII, con las grafías «Arbonesse», «Arbones», «Arboniesse». Aparece entonces con frecuencia como sobrenombre locativo de «seniores» o infanzones. Fue una de las villas cuyas rentas legó el monarca Sancho Garcés III el Mayor (antes de 1035) a su hijo Ramiro I de Aragón; hacia 1100 la tenía el conde Sancho Sánchez, que la destinó a su hijo Fernando. En su término existía un «monasteriolo» de Santa María que había sido propiedad del obispo pamplonés Jimeno; Toda López de Arboníes lo dio después (1063) a la abadía de Leire. El capellán de la villa debía en 1427 una pecha anual de un cahíz de trigo a Santa María de Roncesvalles.
En Arboniés se celebran las juntas del valle del Romanzado, todo el cual era gobernado por un diputado. En 1849 tenía ya escuela y se calculaban a su término 2.700 robadas, de ellas entre 400 y 500 en cultivo continuo; del resto, se cultivaban cada año otras 700 por el sistema de dejar descansar las últimas labradas 5 ó 6 años. Entre las cultivadas se contaban 300 peonadas de viña.

Iglesia de San Esteban

Es un edificio gótico (siglo XIII) de piedra, con nave única dividida en cuatro tramos, más la cabecera, de sestero recto. Se cubre con bóveda de cañón apuntado sobre fajones. A derecha e izquierda de la nave se localizan capillas cubiertas con bóveda de cañón apuntado. El acceso se realiza por el lado de la epístola a través de una puerta adintelada. La torre se sitúa a los pies, en el primer tramo de la nave. Cabe destacar la existencia de modillones para soporte del alero del tejado con decoración tallada, de tradición románica, a base de temas zoomórficos (perros, aves, liebres, peces) humanos (caras), y geométricos (rollos, pomos), de notable interés artístico. 
En su interior las capillas laterales acogen diversas esculturas de los siglos XVI y XVII. Mayor valor posee su retablo mayor, de carácter romanista (1.ª mitad del siglo XVII) atribuído por C. García Gainza al ensamblador Juan de la Hera en colaboración con el escultor Gaspar Ramos. A pesar de su deterioro, fruto de un incendio que afectó a algunas tablas del basamento, es posible reconocer su relación con el retablo mayor de Domeño.

Consta de banco, cinco calles de dos pisos y ático. En el banco se suceden relieves de los evangelistas alternando con diferentes santos. El sagrario, de un solo piso, se decora con relieves de Cristo Resucitado, San Pedro y San Pablo. Encima hay una talla de la Virgen con el Niño, de tradición románica (ca 1200) y tamaño pequeño. Imagen sedente en madera policromada.

En el primer piso aparecen relieves con la Oración en el Huerto y el Prendimiento, alternando con tallas de San Sebastián y San Antonio de Padua. En el segundo piso, con la misma disposición, se hallan San Esteban ante el tribunal, su Lapidación, San José con el Niño y San Juan Bautista. La imagen de San Esteban, que ocupa la casa central, ha sido muy restaurada, lo mismo cabe decir respecto a la figura de San José, demasiado pequeña para el lugar que ocupa. En el ático aparece el Calvario, acompañado en los lados por las tallas de San Miguel Arcángel y San Antonio Abad.

En el cruce de caminos a Rípodas y Lumbier atravesado el pueblo y a su salida, se encuentra un crucero de piedra. Sobre capitel con dos molduras, cruz lobulada.